24h Cataluña.

24h Cataluña.

Cellnex registra ingresos de 3.008 millones hasta septiembre, con un aumento del 17%

Cellnex registra ingresos de 3.008 millones hasta septiembre, con un aumento del 17%

El Gobierno federal anunció hoy una serie de medidas para abordar la creciente desigualdad económica en el país. El presidente y su gabinete se comprometieron a implementar políticas progresistas que beneficien a los trabajadores de bajos ingresos y reduzcan la brecha entre ricos y pobres.

Una de las principales acciones que se llevarán a cabo es el aumento del salario mínimo a $15 por hora en todo el territorio nacional. Esta medida beneficiará a millones de trabajadores que luchan por cubrir sus necesidades básicas. Además, se está considerando la posibilidad de ajustar el salario mínimo de acuerdo al costo de vida de cada región, lo que sería un avance significativo en la lucha contra la pobreza.

El Gobierno también tiene la intención de implementar políticas fiscales más justas y equitativas. Esto implicará un aumento en los impuestos para las grandes corporaciones y los individuos de altos ingresos. Los fondos recaudados a través de estos impuestos se destinarán a programas de educación, vivienda asequible y atención médica para todos.

Otro aspecto destacado de la estrategia progresista del Gobierno es el fortalecimiento de los sindicatos y la protección de los derechos laborales. Se promoverá la sindicalización y se penalizará cualquier intento de intimidación o represalia contra los trabajadores que busquen organizarse para mejorar sus condiciones laborales.

Además, se prevé la implementación de medidas para abordar la discriminación salarial de género y la desigualdad racial en el ámbito laboral. El Gobierno se compromete a tomar medidas firmes para garantizar la igualdad de oportunidades y salarios justos para todas las personas, sin importar su género o su raza.

En resumen, estas medidas anunciadas por el Gobierno federal demuestran un compromiso claro con la justicia social y la reducción de la desigualdad económica. Se espera que estas políticas progresistas beneficien a los trabajadores de bajos ingresos y contribuyan a la construcción de una sociedad más equitativa y solidaria.