Las formaciones políticas de Barcelona aprueban en la primera etapa la propuesta de aumento de tarifas para las terrazas, contando con el apoyo de PSC, Junts, PP y Vox.

Las formaciones políticas de Barcelona aprueban en la primera etapa la propuesta de aumento de tarifas para las terrazas, contando con el apoyo de PSC, Junts, PP y Vox.

El pleno de Barcelona ha aprobado provisionalmente la nueva tasa de terrazas, con la expectativa de su aprobación definitiva en enero si no se presentan alegaciones. La medida cuenta con el apoyo del gobierno municipal (PSC), Junts, PP y Vox, mientras que BComú y ERC votaron en contra. Esta modificación permite eliminar la bonificación del 75% que se aplicó durante la pandemia.

El acuerdo alcanzado entre el PSC y Junts modifica la ordenanza original propuesta por el gobierno municipal en colaboración con el Gremi de Restauració, que no logró la aprobación en octubre junto con el resto de ordenanzas fiscales.

El proyecto inicial de la ordenanza proponía un escalado progresivo en la tasa en función del número de mesas de las terrazas, para que los restaurantes que ocupan más espacio público paguen más. Sin embargo, el acuerdo con el Gremi de Restauració y Junts establece que los tramos serán cada cinco mesas en lugar de cada cuatro, y el coeficiente que se aplica aumentará de forma progresiva.

Según el Ayuntamiento, esta propuesta reducirá de 8 a 4 millones de euros el importe que pagará el sector de la restauración. Actualmente, la recaudación anual de la tasa, incluyendo la bonificación del 75%, es de poco más de 2 millones de euros.

Una vez se publique el acuerdo en el Boletín Oficial de la Provincia, se abrirá un período de 30 días hábiles de información pública. Si no se presentan alegaciones, la ordenanza quedará automáticamente aprobada. En caso de haber enmiendas, su resolución y aprobación definitiva será en enero.

El teniente de alcalde de Economía, Jordi Valls, ha celebrado que la tasa haya pasado el primer trámite y ha afirmado que no se aplicará a partir del 1 de enero. Además, ha destacado que no se trata de una reducción impositiva, sino de un incremento fiscal.

Por su parte, representantes de los diferentes partidos han expresado sus opiniones. Ramon Tremosa (Junts) ha enfatizado que la nueva tasa beneficiará a las terrazas pequeñas y que es importante contener y rebajar impuestos. Àngels Esteller (PP) ha propuesto una rebaja del 50% en la tasa, mientras que Gonzalo de Oro (Vox) considera que la medida es insuficiente pero la apoyan para ayudar a los restauradores.

En contraste, Jordi Martí (BComú) ha criticado el hecho de que el acuerdo se haya pactado con el gremio y ha calificado como "significativo" que este acuerdo económico se realice con Junts, PP y Vox. Por su parte, Jordi Castellana (ERC) considera que la propuesta aprobada no refleja el interés general.

Tags

Categoría

Catalunya