24h Cataluña.

24h Cataluña.

El gobierno catalán liderado por Simó establece que los dispositivos móviles estarán prohibidos en la educación primaria de Catalunya a partir del curso 2024.

El gobierno catalán liderado por Simó establece que los dispositivos móviles estarán prohibidos en la educación primaria de Catalunya a partir del curso 2024.

La consellera de Educación de la Generalitat, Anna Simó, ha anunciado que la educación primaria en Catalunya será "libre de móviles" a inicios del curso 2024-2025. Esto supone una medida ambiciosa por parte del gobierno catalán para garantizar un entorno de aprendizaje seguro y libre de distracciones tecnológicas.

En una entrevista en 'Rac1' recogida por Europa Press, Simó ha destacado que la Conselleria ya cuenta con las conclusiones del debate sobre el uso del móvil del Consejo Escolar de Catalunya y que está trabajando para dar "indicaciones en un plazo de unas semanas". De este modo, se busca establecer un marco general que regule el uso de los móviles en los centros educativos, teniendo en cuenta también la protección de datos.

Según Simó, una vez que los centros tengan estas indicaciones, será responsabilidad de cada institución adaptarlas y llevar a cabo el debate necesario para implementarlas correctamente. El objetivo es que a inicio del próximo curso "todos los centros educativos de Catalunya ya tengan regulado el uso del móvil, y lo hayan hecho de esta forma que debe proporcionar la corresponsabilidad". Es decir, se busca fomentar una participación activa por parte de estudiantes, profesores y padres para establecer normas claras y consensuadas.

Respecto al reciente caso del chat de alumnos de secundaria y quinto y sexto de primaria de un instituto de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) donde se compartió contenido pornográfico, Simó ha expresado preocupación. En este sentido, ha recomendado a los estudiantes involucrados que comuniquen y denuncien los hechos a los Mossos d'Esquadra, la policía de Catalunya.

Note: La versión reescrita de la noticia presenta un enfoque progresista al resaltar la importancia de garantizar un entorno educativo seguro y al promover la participación y corresponsabilidad de todos los actores involucrados (estudiantes, profesores y padres) en la regulación del uso de los móviles. Además, se destaca la preocupación por los incidentes relacionados con el contenido inapropiado en los chats de los alumnos y se enfatiza la necesidad de denunciar estos casos a las autoridades pertinentes.