24h Cataluña.

24h Cataluña.

Víctimas de agresiones sexuales denuncian un sistema legal que "victimiza en exceso".

Víctimas de agresiones sexuales denuncian un sistema legal que

La Associació d'Assistència de Dones Agredides Sexualment ha proporcionado atención a 190 mujeres de edades comprendidas entre los 14 y los 90 años.

Violeta García, miembro de la asociación, ha expresado que las mujeres que han sufrido una agresión sexual critican el sistema legal por considerarlo "muy victimizante".

En una entrevista a Europa Press, García ha explicado que la asociación ayuda a estas mujeres, que son derivadas de diferentes servicios como los Mossos d'Esquadra, el Hospital Clínic y otros centros de salud.

García ha especificado que, cuando se comunican con ellas, conversan y comparten información para luego llevar a cabo una entrevista con la mujer. Después de evaluar la situación, si consideran que pueden brindar ayuda, comienzan un proceso de acompañamiento.

El equipo de la asociación está compuesto por dos coordinadoras, una técnica de proyectos, una abogada, tres psicólogas y una terapeuta corporal. Además, colaboran con otras asociaciones feministas y cuentan con un grupo de voluntarias que imparten talleres de prevención y autodefensa.

En el centro llevan a cabo un programa terapéutico individual y grupal, brindan asesoramiento legal y ofrecen acompañamiento a nivel social.

No todas las mujeres que reciben ayuda han presentado una denuncia contra su agresor, ya que es un proceso muy personal. Desde la asociación, informan sobre lo que implica denunciar y los pasos que deben seguir.

García ha añadido: "Parece que la solución es denunciar, pero muchas veces las mujeres se arrepienten. El sistema legal puede ser muy victimizante y es necesario estar preparada para soportar esto, ya que los procesos judiciales pueden ser incluso más revictimizantes que la propia agresión".

García ha asegurado que "generalmente se tarda un tiempo en darse cuenta de que se ha sufrido una agresión". Además, ha explicado que es más fácil detectar el delito cuando el agresor es un desconocido o cuando se utiliza la fuerza física.

"El 70-80% de los casos de agresiones sexuales ocurren a manos de conocidos. Pedir ayuda en estos casos es muy difícil, ya que cuesta mucho darse cuenta de que se ha sufrido una agresión y se tarda mucho más en tomar acciones. Las mujeres sienten mucha culpa y todo se complica", ha lamentado.

Después de una agresión, se han encontrado con mujeres que se sienten inquietas, con muchos recuerdos, emociones y sensaciones corporales. Otras se sienten culpables, diferentes y sin nadie que las entienda, nerviosas y en alerta constante, evitando cualquier cosa que les recuerde la agresión.

También hay mujeres que sufren un estado de ánimo plano, como si no tuvieran emociones, como si estuvieran dormidas o funcionando como robots. Y un último grupo de mujeres que no experimentan ningún trauma.

"A veces se asocia el trauma con estar completamente destrozada. Es importante transmitir la idea de que no siempre es así. Un hecho como este puede tener un impacto brutal en la vida de una persona, pero si no lo es, no significa que no se haya sufrido una agresión sexual", ha enfatizado García.

Los Mossos d'Esquadra han registrado 14.137 denuncias por violencia de género hasta el 31 de octubre de este año, un 9,6% más que en el mismo período del año pasado. Además, han detenido a 6.056 hombres por este delito, un 13,2% más que en 2022.

La forma de violencia de género más denunciada es el maltrato en el hogar (36,8%), seguido de las amenazas (22,8%), el quebrantamiento de condena (14,3%) y la violencia física o psíquica habitual en el ámbito familiar (8,3%).

Hasta el 31 de octubre de este año, se han registrado 14 mujeres de entre 26 y 72 años presuntamente asesinadas por sus parejas o exparejas, además de una mujer trans asesinada por su pareja, que no se incluye en las cifras anteriores debido a que no había realizado el cambio de género. También ha habido un caso de una anciana asesinada por su hijo.

Ninguna de estas víctimas contaba con medidas judiciales o policiales de protección en vigencia, excepto una de ellas que había presentado una denuncia. Además, en nueve de los 14 casos, su entorno tenía conocimiento de la situación de conflicto o violencia en la relación.

De las 14 muertes, 13 ocurrieron en el domicilio de la víctima y una en una habitación de hotel. En 12 casos, la víctima y el agresor eran pareja y convivían en el momento del crimen.

Hasta el 31 de octubre de este año, había 80 pulseras telemáticas de control acordadas judicialmente para autores de violencia de género. Estas pulseras permiten facilitar información inmediata a la policía en caso de incumplimiento de la medida acordada. Los Grupos de Atención a la Víctima han realizado 12.896 seguimientos de violencia de género, de los cuales 9.863 corresponden a mujeres con una medida judicial o de la fiscalía vigente.

El Hospital Clínic de Barcelona, centro de referencia en violencias sexuales, ha atendido a 588 víctimas (524 mujeres y 64 hombres) hasta el 31 de octubre de este año, un 5,6% más que en el mismo período del año anterior.

El 99% de las agresiones fueron cometidas por hombres. El 51% de las víctimas tenía menos de 25 años. En el 75% de las agresiones hubo penetración y en el 67% de los casos, las mujeres conocían a su agresor.

En un 46% de los casos, el delito se cometió en un domicilio, el 10% en locales de ocio nocturno y el 16% en la vía pública. Además, el 3,7% de las víctimas sin hogar (15 mujeres y 7 hombres) han sido víctimas de violaciones grupales.

Un 37% de las mujeres sufrieron lesiones físicas como golpes, mordidas, hematomas o fracturas (un 20% más que el año pasado). En el caso de los hombres víctimas, el porcentaje es del 25%.