24h Cataluña.

24h Cataluña.

Restricción hídrica en Catalunya: Prohíben llenado de piscinas en hoteles y campings.

Restricción hídrica en Catalunya: Prohíben llenado de piscinas en hoteles y campings.

El Govern autoriza que gimnasios y clubes deportivos las llenen si lo compensan con ahorro en sus instalaciones

BARCELONA, 16 Ene. - El conseller de Acción Climática, David Mascort, ha anunciado que durante el estado de emergencia por sequía en Catalunya, los gimnasios y clubes deportivos podrán llenar sus piscinas, siempre y cuando compensen este consumo de agua ahorrando en otras áreas de sus instalaciones. Esta medida contrasta con la restricción impuesta a cámpings, hoteles y comunidades de vecinos, quienes no podrán llenar sus piscinas, siguiendo lo establecido en el Plan de Sequía. Los ayuntamientos serán los encargados de supervisar el cumplimiento de esta medida.

Según el conseller, los gimnasios y clubes deportivos que cuenten con piscinas cubiertas inscritas en el censo de equipamientos deportivos de la Generalitat y con piscinas descubiertas abiertas todo el año para el deporte federado, podrán llenarlas durante el estado de emergencia por sequía. Sin embargo, se establecerán ciertas limitaciones y restricciones según las fases del plan. Esta modificación forma parte del Plan Especial de Sequía de Catalunya y entrará en vigor cuando se declare la situación de emergencia, es decir, cuando los embalses de las cuencas internas catalanas alcancen el 16% de su capacidad, porcentaje que ya se ha superado actualmente.

Mascort ha argumentado que esta flexibilización en las medidas del plan se realiza con el fin de permitir la continuación de la práctica deportiva, a pesar de la intensidad y gravedad que ha alcanzado esta sequía, considerada la más severa en la historia documentada de Catalunya. Hasta ahora, el Plan de Sequía prohibía completamente o parcialmente el llenado de las piscinas. Con la modificación, se contempla permitir el llenado en la fase de emergencia 1, pero a cambio se deberá cerrar parcialmente las duchas. En la fase 2, si se mantiene abierta la piscina, las duchas deberán permanecer cerradas. Y en la fase 3, todos los clubes, con o sin piscina, deberán cerrar las duchas.

En cuanto al deporte federado que requiere riego, como el fútbol, también se establecen medidas según las fases del plan. Durante la fase de emergencia 1, se permitirá el riego de los campos, siempre y cuando se compense el gasto de agua. En la fase 2, si se desea regar, será obligatorio cerrar las duchas. Y en la fase 3, el cierre de las duchas será obligatorio en todos los casos. Además, se establecerá un límite en el consumo de agua por habitante y día, siendo de 200 litros en la fase 1, 180 litros en la fase 2 y 160 litros en la fase 3.

El Plan Especial de Sequía también permite el riego de jardines botánicos y árboles y plantas para su supervivencia en las fases de emergencia 1 y 2, pero con agua regenerada o freática, siempre y cuando no afecte al suministro domiciliario y se utilice la mínima cantidad posible. Asimismo, se mantiene la prohibición del llenado total o parcial de los lagos artificiales o fuentes ornamentales, excepto en aquellos destinados a la recuperación de especies autóctonas o en riesgo, y que puedan llenarse con agua regenerada o freática. Otras restricciones incluyen la prohibición de la limpieza de vehículos, excepto en establecimientos de limpieza que utilicen sistemas de recirculación del agua, y la prohibición de ciertas actividades como las pistas de hielo temporales o las fiestas de la espuma.

Por último, en el estado de emergencia se establecerá una moratoria para la puesta en marcha de actividades económicas que requieran un alto consumo de agua en el municipio. Esto afectará a actividades como granjas, proyectos urbanísticos, expansión de hoteles o industrias. Además, la Agencia Catalana del Agua (ACA) ha solicitado al Govern modificar los caudales ambientales de los ríos para garantizar el suministro de agua a la población, proponiendo una reducción significativa en los caudales mínimos de los ríos Muga, Ter y Llobregat.

Como medida de prevención, Protecció Civil pondrá en prealerta el Pla Territorial de Protecció Civil de Catalunya (PROCICAT) para realizar un seguimiento de los efectos de la sequía en la población.