24h Cataluña.

24h Cataluña.

Maragall (ERC) anuncia su marcha y acepta su nuevo rol como afiliado, con un único voto entre miles.

Maragall (ERC) anuncia su marcha y acepta su nuevo rol como afiliado, con un único voto entre miles.

El líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, ha criticado duramente la actitud de Jaume Collboni, alcalde de la ciudad, a quien tacha de frívolo y poco responsable institucionalmente. Maragall ha dejado claro que una vez deje el consistorio, no tendrá ninguna implicación en el partido.

En una entrevista a Europa Press, el político ha expresado su intención de seguir teniendo opiniones propias y capacidad de análisis, pero sin tomar ninguna decisión en ese ámbito. Afirma que no hay ninguna forma de intervención prevista y que será simplemente un afiliado más con un voto entre centenares y miles.

Maragall hace balance de su experiencia en el Ayuntamiento, calificándola como apasionante e interesante en todos los sentidos, especialmente en cuanto a las relaciones personales. Considera que su marcha supone un adiós a su vida política desde diversos puntos de vista, incluyendo el internacional y su edad. Además, percibe un momento de cambio a nivel global.

Sobre la gestión de Jaume Collboni al frente del Ayuntamiento, Maragall critica que se observa una continuidad en la obra hecha y una deriva conservadora por parte del gobierno socialista. Considera que los mensajes del alcalde están dirigidos hacia Junts. Aunque Maragall se ha reunido en dos ocasiones con Collboni, la última hace meses, no ve que existan en este momento los elementos suficientes para que ERC entra en el gobierno municipal.

El líder republicano no cree que el pacto de investidura entre Junts y ERC haya condicionado las negociaciones para formar gobierno en la actualidad. Sobre su marcha, no considera que facilite un pacto con el PSC y apela a la capacidad del partido para tomar esa decisión.

Maragall critica la actitud de Collboni al situar la primavera como horizonte para pactar un acuerdo de gobierno y los Presupuestos para 2024. Lo considera una frivolidad y una escasa responsabilidad institucional. Además, apuesta por que Barcelona asuma responsabilidades en cuestiones como la educación, el cambio climático, la vivienda y la metrópolis, ejerciendo como capital de Catalunya.