El futuro del PDeCAT se decidirá en septiembre durante una asamblea tras el 23J.

El futuro del PDeCAT se decidirá en septiembre durante una asamblea tras el 23J.

Las fuentes del PDeCAT han revelado que la formación ha convocado una asamblea extraordinaria en septiembre para analizar si continúan con su actividad política o si deciden cerrar tras quedar fuera del Parlament en las elecciones de 2021 y del Congreso en julio.

En este sentido, las fuentes han explicado que el partido se ha tomado el mes de agosto para reflexionar sobre su futuro y tomar una decisión. Aunque no tienen prisa, consideran que es necesario analizar cómo pueden reconducir la situación después de los últimos resultados electorales.

Otras fuentes han añadido que el partido debe examinar detenidamente las circunstancias y motivos de los resultados, ya que creen que existen múltiples factores que deben ser evaluados de cara al futuro. A pesar de los malos resultados, estas fuentes defienden que el partido debe seguir adelante.

Además, recalcan que el PDeCAT cuenta con más de 200 concejales y una base de militantes a quienes deben dar explicaciones. También destacan que en las dos campañas electorales más recientes no han incurrido en gastos ni deudas.

Los dirigentes del partido también subrayan la importancia de evaluar la situación económica del partido. Después de las elecciones catalanas de febrero de 2021, se implementó un plan económico que les ha permitido pagar al personal y a los proveedores. Aseguran que este plan se ha cumplido hasta ahora.

A pesar de no tener representación en el Congreso ni en el Parlament, argumentan que siguen teniendo alcaldes, concejales y representación en consejos comarcales y en la Diputación de Lleida, lo que demuestra que aún tienen espacio electoral.

Algunos plantean que el futuro del PDeCAT podría depender de lo que suceda en Junts, donde coexisten sectores más pragmáticos con otros más rupturistas.

Aunque todavía no se ha anunciado una fecha ni un orden del día para la asamblea de septiembre, se espera que se aborde la posible modificación en la dirección del partido, que actualmente está liderada por David Bonvehí, y que tiene a Marc Solsona y Genís Boadella como figuras visibles.

Hay que recordar que esta dirección se eligió hace dos años tras una reorganización luego de no haber obtenido representación parlamentaria en las elecciones catalanas de 2021.

En las elecciones generales, el PDeCAT perdió los cuatro escaños que tenía en el Congreso al no alcanzar el 1% de los votos. Anteriormente, en noviembre de 2019, habían conseguido ocho diputados en coalición con Junts.

Después de separarse de Junts, el PDeCAT conservó sus cuatro escaños y la Junta Electoral Central les otorgó la integridad de los derechos electorales que compartían con Junts.

Antes de la campaña electoral, el expresidente de la Generalitat Artur Mas, quien está asociado con el PDeCAT, defendió que el partido no debería presentarse a las elecciones generales. Asimismo, Xavier Trias, actual líder de TriasxBarcelona, dejó de militar en el PDeCAT en octubre del año pasado para unirse a Junts.

Tags

Categoría

Catalunya