Primer debate preelectoral: confrontación entre Colau, Collboni, Maragall, Trias y Sirera por modelos políticos.

Primer debate preelectoral: confrontación entre Colau, Collboni, Maragall, Trias y Sirera por modelos políticos.

Los candidatos a la alcaldía de Barcelona Ada Colau (BComú), Jaume Colloni (PSC), Ernest Maragall (ERC), Xavier Trias (Junts) y Daniel Sirera (PP) han confrontado sus modelos de ciudad en el primer debate preelectoral, que ha organizado Pimec este lunes en el Born Centre de Cultural y Memòria.

En el debate se han abordado las propuestas de los alcaldables para las pymes y el comercio, la innovación y el talento, la gestión del turismo, y la movilidad, centrada en la implantación de las 'supermanzanas' y en la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, debates que han generado las principales discrepancias entre los candidatos.

La gestión de turismo ha provocado reproches entre los alcaldables, especialmente los de Colau a Trias, del que ha criticado que generó turismofobia en su etapa como alcalde por su "descontrol y masificación turística", a lo que el candidato de Junts ha respondido acusando a la alcaldesa y a Collboni de haber sido activistas contra el turismo, en sus palabras.

Collboni le ha replicado que en los últimos ocho años de gobierno de coalición entre BComú y PSC han hecho frente a la ilegalidad y ha defendido que han encontrado un punto de equilibrio: "Hemos pasado de un periodo de barra libre y un periodo de turismofobia".

Por su parte, Maragall ha reivindicado "un acuerdo de país de turismo sostenible" porque considera que hay descontrol en muchas materias y cree que es necesaria la complicidad entre los sectores, mientras que Sirera cree que todos los turistas convienen a la ciudad y ha apostado por hacer una campaña de promoción del turismo de interior y por eliminar el recargo de la tasa turística.

Por otra parte, los candidatos han expuesto sus posturas sobre la ampliación del Aeropuerto: para Maragall, esta infraestructura tiene que estar al servicio de la economía y del modelo productivo; Sirera ha exigido que "se mueva la Ricarda", y Colau ha insistido en que hay que mejorar la conectividad pero no mediante la ampliación de la infraestructura.

Collboni ha asegurado que si es alcalde y en los primeros 100 días "la Generalitat no hace lo que debe hacer", impulsará un acuerdo institucional, científico y en el conjunto de la sociedad civil para un debate sobre la ampliación, de la que se ha mostrado a favor.

Trias ha opinado que el presidente de Aena, Maurici Lucena, "ha hecho una trampa extraordinaria" porque considera que éste debe dejar que el Ayuntamiento de Barcelona decida lo que se tiene que hacer, que para él tiene que ser una opción que funcione y sea compatible con el medioambiente.

Durante su intervención en el apartado sobre movilidad, Colau ha anunciado que en el distrito del Eixample se ha reducido el número de coches de 350.000 a 285.000, lo que ha provocado que la contaminación haya bajado un 30%, y ha insistido en que han duplicado la inversión en el transporte público para favorecer un modelo de movilidad sostenible.

Collboni ha reiterado su voluntad de potenciar los interiores de manzana y ha dicho que está en contra de "hacer 21 Consell de Cent" --en referencia a la pacificación de esta calle--, mientras que Trias ha reprochado a Colau estar en contra del coche y de la moto.

"Es verdad que puedes terminar pacificando el tráfico para que pasen menos coches, pero eso no quiere decir que no contaminen porque están más tiempo para llegar a los sitios", ha opinado, y ha alertado de que se están creando una congestión en el Eixample.

Maragall ha lamentado que se haya "cogido al Eixample como víctima", y Sirera ha apostado por crear una agencia metropolitana de movilidad para que se pueda estudiar y deshacer lo que ha implementado el gobierno actual y recuperar el plan Cerdà, ha dicho.

Trias ha preguntado a Collboni si le apoyará si gana las elecciones, a lo que el candidato socialista le ha recordado sus condiciones: el modelo de crecimiento económico, la protección de las políticas sociales y la lealtad al Estado y a las instituciones europeas.

"Los dos primeros puntos los tiene seguros", y en el tercer punto le ha recordado que el Estado y Europa también tienen que ser corresponsables con el Ayuntamiento y deben actuar con lealtad.

Por otro lado, Sirera ha insistido en que no investirá alcalde ni a Colau ni a Maragall, y se ha planteado negociar con Collboni bajo las condiciones de su programa, con propuestas para mejorar la ciudad.

Para terminar el debate, cada candidato ha expresado su minuto de oro, en el que Collboni, Trias, Maragall y Sirera han coincidido en iniciar una nueva etapa en la ciudad que genere nuevas oportunidades, "ilusión y autoestima", ante el modelo actual de la alcaldesa Colau, que ha reivindicado porque cree que le faltaba a Barcelona.

Tags

Categoría

Catalunya