24h Cataluña.

24h Cataluña.

Morad condenado a 2 años por incitar a desórdenes durante un rodaje en L'Hospitalet

Morad condenado a 2 años por incitar a desórdenes durante un rodaje en L'Hospitalet

En un caso que ha generado controversia, el rapero Morad ha aceptado una condena de dos años de prisión por su actuación durante un videoclip en la calle en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) donde se produjo un altercado con agentes de la Policía Local.

El juicio estaba programado para este miércoles en la Audiencia de Barcelona, pero finalmente se llegó a un acuerdo entre la defensa y la Fiscalía, con Morad admitiendo los delitos de incitación a desórdenes públicos y atentado, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

La Fiscalía inicialmente pedía una condena de siete años de prisión, pero el tribunal ha aplicado una atenuante de reparación del daño al cantante, que ya ha consignado más de 2.400 euros en concepto de responsabilidad civil.

La defensa de Morad ha solicitado la suspensión de su ingreso en prisión debido a la pena de dos años, una petición que ha sido apoyada por la Fiscalía y que será evaluada en la fase de ejecución de la sentencia.

Los hechos tuvieron lugar el 14 de agosto de 2021, cuando Morad se encontraba grabando un videoclip en L'Hospitalet con un considerable grupo de personas. Ante quejas de vecinos por el ruido y por el uso de un dron sin permiso, agentes de la Policía Local se presentaron en el lugar.

En ese momento, los participantes del videoclip increparon a los agentes, lanzándoles huevos y piedras, mientras Morad les espetaba frases desafiantes como 'La calle es nuestra' y 'No pintáis nada aquí'.

Los agentes advirtieron a Morad sobre la falta de permisos para la grabación y le solicitaron que detuviera la actividad, a lo que él hizo caso omiso, mostrando una conducta hostil y obstruccionista, tal y como reconoce el escrito de acusación de la Fiscalía.

De acuerdo al fiscal, Morad habría actuado como instigador para que los presentes insultaran a los agentes y les lanzaran huevos y piedras, causando daños por un total de 2.041 euros en seis coches policiales, una cantidad que el artista consignó previamente al juicio.