24h Cataluña.

24h Cataluña.

Líderes catalanes sancionados por Podem abandonan el partido para unirse a comuns como única militancia.

Líderes catalanes sancionados por Podem abandonan el partido para unirse a comuns como única militancia.

Un total de 122 militantes de Podem han decidido darse de baja y han firmado un manifiesto en protesta contra la sanción "desmesurada" impuesta por el partido.

Los 13 dirigentes de Podem Catalunya, sancionados por defender la "unidad" con Sumar en junio, han abandonado la formación morada y se han unido a los comuns.

Fuentes de los comuns han informado a Europa Press que estos 13 exdirigentes ejercían la doble militancia, pero han decidido abandonar Podem debido a la sanción impuesta y a la prohibición de la doble militancia.

La Comisión de Garantías Estatal de Podemos resolvió el expediente contra estos 13 dirigentes el 29 de diciembre, suspendiéndolos de militancia durante 9 meses y prohibiéndoles optar a cargos públicos u orgánicos del partido durante 4 años.

Entre los 13 exmiembros se encuentran Lucas Ferro, exportavoz de Podem y exdiputado de los comuns en el Parlament; Yolanda López, diputada de los comuns en el Parlament; Marcos Galante, Laura Alzamora, Raquel Vernedas, Sarai Martínez, Loren Rider, Xavier Navarro, Ramón Espejo, Marta Gómez, David Pequeño, Rosa Trenado y Gerard Bargalló, exmiembros de la ejecutiva y la dirección.

Además, un total de 122 militantes de Podem, incluyendo a estos 13 exdirigentes, han firmado un manifiesto anunciando su baja del partido y expresando su desacuerdo con la sanción "arbitraria y desmesurada" impuesta a los exdirigentes morados.

En el manifiesto, critican que la sanción se haya producido "seis meses después, a las puertas de las primarias, de manera totalmente intencionada", y aseguran que busca impedir que haya una candidatura que defienda la unidad con los comuns.

Además, afirman que esta sanción supone una "expulsión de facto" del mayor capital político que tiene la organización en Catalunya, incluyendo concejales y una diputada, y rechazan la existencia de militantes de "primera y segunda categoría".

Los firmantes del manifiesto consideran que los compañeros y compañeras de Podem son sus aliados políticos y que les unen lazos fraternales. Llaman a seguir construyendo un espacio de unidad dentro de En Comú Podem.

Además, muestran su descontento con el proceso de primarias en Podem, ya que no ven posible una candidatura que defienda la unidad, y creen que esto es un preludio de una ruptura definitiva con los comuns.

También expresan su "absoluta incomprensión y decepción" por la ruptura de Podemos con Sumar en el Congreso, y critican que el voto en contra del decreto para la reforma del subsidio de desempleo de la semana pasada haya sido considerado como un ejercicio de tacticismo.