24h Cataluña.

24h Cataluña.

El Hospital de Sant Pau emplea innovadora técnica quirúrgica para restaurar la funcionalidad abdominal mediante el uso de otro músculo

El Hospital de Sant Pau emplea innovadora técnica quirúrgica para restaurar la funcionalidad abdominal mediante el uso de otro músculo

El Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona ha llevado a cabo una intervención "novedosa a nivel mundial" en la reconstrucción de la pared abdominal de cinco pacientes. Estas personas tenían la pared abdominal destruida debido a un traumatismo o un tumor. Cuatro de ellas han logrado recuperar la función muscular abdominal normal, según ha explicado el conseller de Salud de la Generalitat, Manel Balcells, en una rueda de prensa.

Esta intervención ha sido reivindicada por el conseller como la mejor opción reconstructiva para pacientes con sarcomas, un tipo de cáncer que requiere resecciones grandes de la pared abdominal que afectan al músculo, o que presentan defectos debido a complicaciones de cirugías previas, radioterapia, traumatismos o hernias.

El primer paciente tratado tenía graves defectos en la pared abdominal a causa de un accidente de coche, y se utilizó un músculo reinervado de la espalda para la reconstrucción. En los otros cuatro casos, los pacientes sufrían de sarcomas y se utilizaron los músculos grácil y vasto lateral para la intervención.

Hasta ahora, a estos pacientes se les colocaban mallas para sujetar los órganos internos y se cubría la zona con piel, lo que implicaba la pérdida del músculo abdominal esencial para los movimientos naturales del cuerpo. Sin embargo, con esta intervención, los pacientes pueden recuperar la estructura del abdomen, según ha detallado el doctor José Antonio González, del servicio de Cirugía General y Digestiva.

El doctor Manuel Fernández-Garrido, del servicio de Cirugía Plástica, ha destacado la importancia de encontrar el músculo donante que más se asemeje al abdomen y que genere menos secuelas al paciente.

Aunque el número de pacientes que pueden beneficiarse de esta intervención no es muy grande debido a la baja frecuencia del sarcoma, la cifra podría aumentar si se tienen en cuenta los casos de personas con la pared abdominal destruida por traumatismos o hernias. González ha estimado que podrían realizar entre tres y cuatro intervenciones anuales en estos perfiles específicos.

Para llevar a cabo esta intervención, es necesario contar con un equipo multidisciplinar formado por profesionales de distintos servicios, como Cirugía Plástica, Cirugía General, Anestesiología y Enfermería, entre otros. La operación se realiza en tres fases y el éxito depende de una correcta planificación quirúrgica, según ha destacado Fernández-Garrido.

María Rosa Vergés, la primera paciente intervenida debido a un grave accidente de coche, ha explicado que esta operación le ha salvado la vida. Aunque su pared abdominal quedó destruida, ahora puede afirmar que se encuentra "muy contenta" y tiene una vida activa, pudiendo caminar, nadar e incluso esquiar si quisiera.