David Fernàndez, exdiputado de la CUP, expresa su repulsión después de que su teléfono fuera intervenido.

David Fernàndez, exdiputado de la CUP, expresa su repulsión después de que su teléfono fuera intervenido.

El exdiputado de la CUP en el Parlament, David Fernàndez, ha levantado críticas hacia el juez de la Audiencia Nacional por permitir la instalación de un software remoto en su móvil y en el del también exdiputado Quim Arrufat, ambos relacionados con la plataforma 'Tsunami Democràtic'. Según Fernàndez, esto supone una invasión total a la privacidad e intimidad, además de un escándalo mayúsculo. En una entrevista para TV3, Fernàndez ha afirmado que la reacción ante esta situación es de asco, tanto a nivel fisiológico como político.

El exdiputado ha relatado que entre las presuntas escuchas se encuentra una conversación con su madre, y ha expresado su malestar ante la invasión del Estado en su vida privada. Ha asegurado que la intención de las fuerzas de seguridad era encontrar cualquier información relacionada con las protestas contra la sentencia del 1-O, y ha comparado a la Guardia Civil con la Stasi, el servicio de espionaje de la Alemania Oriental. Según Fernàndez, esta institución no ha pasado por el proceso de Transición y actúa como un Estado dentro del Estado.

Fernàndez ha afirmado que tomará acciones legales en relación a este caso, y ha recordado que ya se encuentra en proceso de acciones legales con miembros de la CUP que presuntamente fueron espiados mediante el programa 'Pegasus'. Ha destacado que las intervenciones en su teléfono se llevaron a cabo entre 2019 y 2020, y ha concluido que esto es un claro ejemplo de "lawfare".

Tags

Categoría

Catalunya