24h Cataluña.

24h Cataluña.

Barcelona se une en la lucha democrática contra Vox con la aprobación de un "cordón democrático" por el Ayuntamiento.

Barcelona se une en la lucha democrática contra Vox con la aprobación de un

La Comisión de Presidencia, Seguridad y Régimen Interior de Barcelona ha aprobado una propuesta para establecer un "cordón democrático en contra de formaciones de extremaderecha" debido a la entrada de Vox en el Ayuntamiento. La proposición, presentada por BComú, ha sido aprobada por BComú, ERC, Junts y PSC, pero ha sido rechazada por el PP y Vox.

La propuesta busca que los diferentes grupos lleguen a un consenso que priorice los valores democráticos, tal como se hizo en el Parlament. El texto insta a la creación de un grupo de trabajo que redacte un pacto para un Ayuntamiento comprometido con la democracia, los derechos y la diversidad, ante la amenaza que implica la entrada de la extrema derecha en las instituciones. Se espera que este pacto sea presentado en el pleno de octubre, para mostrar el compromiso con una ciudad y un país plenamente democráticos, y así apoyar al tejido asociativo y vecinal, incluyendo a la sociedad civil en los espacios de seguimiento de este pacto.

Las reacciones ante esta propuesta han sido diversas. La concejal de Junts, Victòria Alsina, considera que la irrupción de la extrema derecha merece una reflexión profunda. Por su parte, la teniente de alcalde socialista, Maria Eugènia Gay, ha defendido la importancia de impulsar un pacto de ciudad para la defensa de los derechos humanos. Elisenda Alamany, de ERC, ha expresado su acuerdo con la creación de grupos de trabajo, pero también ha destacado la importancia de la coherencia en la política.

Gonzalo de Oro Pulido, líder de Vox en el Ayuntamiento, ha calificado la propuesta como una "vergüenza", y ha criticado que una institución democrática proponga establecer un cordón antidemocrático. Por su parte, Daniel Sirera, líder del PP en el consistorio, ha considerado la proposición como profundamente ofensiva para los barceloneses que votaron a Vox, acusando a los comunes de instalar cordones sanitarios.