Junts se suma a la oposición en Barcelona y rechaza las polémicas ordenanzas de Collboni

Junts se suma a la oposición en Barcelona y rechaza las polémicas ordenanzas de Collboni

La tasa de terrazas se votará por separado en el pleno de este viernes

BARCELONA, 27 Oct. - La mayoría de los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona (BComú, ERC, PP y Vox) mantienen su rechazo a las ordenanzas fiscales propuestas por el Gobierno de Jaume Collboni, con la incógnita de qué hará Junts, que no ha decidido el voto y se ha mostrado dispuesto a negociarlas "hasta el último segundo".

Las ordenanzas fiscales se votarán en el pleno de este viernes tras no superar el primer trámite en la Comisión de Economía de la semana pasada: todos los grupos de la oposición votaron 'no' a las primeras tasas propuestas por Collboni.

Desde entonces, toda la oposición ha lamentado que el gobierno municipal (PSC) no se ha reunido con ellos para negociar las ordenanzas (tampoco los Presupuestos, que se retiraron de la Comisión al no contar tampoco con el apoyo de los grupos).

Antes de tramitarse en comisión, el Gobierno de Collboni acordó con el Gremi de Restauració la tasa de terrazas, para la que plantea eliminar la bonificación del 75% e incorporar un escalado progresivo en función de las mesas y las sillas para que paguen más quienes más mesas tienen.

La tasa de terrazas ha sido los últimos años uno de los escollos de la negociación de las ordenanzas, potenciado por la situación de los restauradores durante la pandemia, y finalmente se votará por separado en el pleno.

De este modo, el grueso de las ordenanzas se votará por un lado y la tasa de terrazas por otro (aunque se debatirá conjunto), lo que posibilitará que un mismo grupo vote distinto y que se tramite la tasa de terrazas y no el resto de ordenanzas, o al revés.

Fue en este punto en concreto donde, este martes, el portavoz de Junts, Jordi Martí, no descartó la posibilidad de "aplaudir cualquier acuerdo que haya entre el gobierno y los sectores económicos y sociales de la ciudad", pero precisó que no se lo habían planteado, e insistió en la rebaja del 2% del IBI que han propuesto en la negociación.

BComú ha sido uno de los grupos que se ha mantenido contrario desde el principio con las ordenanzas de Collboni, puesto que no conciben apoyar las tasas ni las cuentas sin llegar antes a un acuerdo de gobierno: "La posición es la misma y no cambiará", aseguró su portavoz, Jordi Martí.

Por parte de los republicanos, que también se han mostrado desde el inicio en contra de ambos proyectos, aseguran que su voto será contrario y que sólo podría modificarlo que Collboni "amaneciera progresista", ya que ven en él una deriva conservadora.

A un día de votar las ordenanzas en el pleno, el PP también ha mantenido su 'no' porque lamenta que "no ha cambiado nada" por parte del gobierno municipal, mientras que Vox sigue viendo las tasas poco completas.

Sin embargo, Junts apuntó este martes que no habían decidido su voto y que "de aquí al viernes hay campo para recorrer", argumentando que ellos estaban dispuestos a negociar hasta el último segundo (en palabras del portavoz Jordi Martí) tanto las ordenanzas como los presupuestos.

Fuentes de Junts han explicado a Europa Press este jueves que no hay novedades al respecto sobre el sentido de su voto, que, si no lo revelan antes del pleno, no se conocerá hasta este viernes en el mismo momento de la votación.

Si Junts vota a favor y no hay ningún cambio en el resto de grupos, las ordenanzas se aprobarán junto a los votos del PSC y continuará la tramitación; si no se aprueban, el proyecto decaerá y ya no se pueden tramitar para que entren en vigor el 1 de enero.

Más allá de la tasa de terrazas, también se distingue de las ordenanzas la subida al máximo de la tasa turística para cruceros de corta estancia y de pisos turística, cuya propuesta contempla pasar de los 3,25 euros que prevé el recargo municipal a los 4 euros a partir del 1 de abril de 2024.

Otros elementos destacables de las tasas son la introducción de más facilidades para el fraccionamiento y aplazamiento de tributos municipales; la simplificación y mejora de las bonificaciones ambientales y nuevas bonificaciones del IAE para atraer a empresas.

Aunque la votación de las ordenanzas marcarán el pleno, en él también se votarán propuestas como la congelación de las tarifas del transporte público (presentada por BComú), declarar Barcelona como zona libre de 'Golden Visa' (ERC), y activar los protocolos de prevención y seguridad establecidos ante amenazas terroristas (Junts).

El PP presentará una proposición para crear una comisión para la simplificación administrativa del Ayuntamiento, y Vox otra para que el consistorio no financie a entidades que tengan "vínculo con organizaciones terroristas de carácter islámico".

Tags

Categoría

Catalunya