24h Cataluña.

24h Cataluña.

Junts planea tomar acciones legales por las "calumnias y filtraciones" de los casos de supuesto acoso

Junts planea tomar acciones legales por las

La dirección de Junts ha decidido tomar medidas legales para enfrentar las "difamaciones y filtraciones" relacionadas con los casos de presunto acoso por razón de género que han salido a la luz en el partido. Estas declaraciones se realizaron durante una reunión interna y posteriormente fueron comentadas por el presidente del grupo parlamentario, Albert Batet, durante una reunión de diputados del partido.

Según fuentes familiarizadas con el tema, en la reunión se explicó que Junts ha solicitado activar medidas legales debido a la ruptura de la confidencialidad, las difamaciones y las filtraciones que han ocurrido en relación con estos casos. Se considera que estas acciones tienen efectos perjudiciales para la imagen del partido.

Las diputadas Aurora Madaula, secretaria segunda de la Mesa del Parlament, y Cristina Casol, ambas afines a la presidenta de Junts, Laura Borràs, presentaron denuncias por presunto acoso ante la Oficina de Igualdad del Parlament en momentos diferentes. La investigación de estos casos fue delegada a una empresa externa, que ya emitió un informe concluyendo que en la mayoría de las situaciones denunciadas por Casol no se encontraron pruebas de acoso o discriminación, pero se describió un ambiente de trabajo arraigado en un machismo cultural.

El presidente del grupo parlamentario, Albert Batet, criticó las "difamaciones" que considera que contiene el informe y que perjudican la imagen del partido. A pesar de no profundizar en cuestiones personales, destacó que siempre han trabajado para proteger a todo el grupo. Además, anunció que a partir de ahora se grabarán las reuniones del grupo parlamentario para evitar tergiversaciones y tener constancia de los debates internos.

Casol ha sido advertida de que será expulsada del grupo si no entrega su acta de diputada, pero ha manifestado su intención de permanecer como diputada no adscrita. Por otro lado, 26 de los 32 diputados de Junts han pedido la dimisión de Casol, y se espera que Borràs y Turull intenten mediar y hablar con ella. En el caso de Madaula, que se encuentra de baja médica, también ha generado malestar en el grupo, con algunos diputados expresando su preocupación en la Comisión de Garantías.

La dirección del partido ha negado la existencia de machismo en Junts y lo atribuye a un debate político. Sin embargo, varias bases territoriales de la formación están considerando impulsar un manifiesto de apoyo al grupo parlamentario, como es el caso de la territorial de Tarragona.

Por otra parte, la presidenta del Parlament, Anna Erra, propuso suspender el protocolo para la prevención, detección, abordaje y resolución de situaciones de acoso de la Cámara, a lo cual se opusieron el resto de miembros de la Mesa del Parlament, pertenecientes a PSC-Units, ERC y la CUP. Los comuns han solicitado una reunión ampliada de la Mesa para abordar esta cuestión.

Los desencuentros y diferencias entre las facciones de Junts, lideradas por Borràs y Turull, vienen desde el inicio de la legislatura, pero alcanzaron un punto crítico durante la votación de una propuesta en el Parlament. Cinco diputados de Junts rompieron la disciplina de voto, lo que generó tensiones internas y ha culminado en los casos de acoso abiertos actualmente.