24h Cataluña.

24h Cataluña.

Juicio a un acusado de agresión sexual en una discoteca de Barcelona

Juicio a un acusado de agresión sexual en una discoteca de Barcelona

La Audiencia de Barcelona ha llevado a cabo hoy el juicio de un individuo acusado de violar presuntamente a un joven en el cuarto oscuro de la discoteca Arena la madrugada del 26 de enero de 2020. Tanto la Fiscalía como la acusación particular han exigido una condena de 10 años de cárcel para el acusado.

En su declaración, el acusado ha negado rotundamente las acusaciones y ha afirmado que tuvo relaciones sexuales consentidas con la supuesta víctima. Según su versión, ambos se conocieron en el cuarto oscuro y, al terminar, le pidió el número de teléfono para mantener el contacto.

Por otra parte, el denunciante ha testificado detrás de una mampara, sin tener contacto visual con el acusado, y ha relatado que, después de un acto de sexo oral, el acusado supuestamente lo empujó contra la pared y lo penetró sin su consentimiento y sin utilizar protección, a pesar de que él se negó.

La acusación particular ha solicitado una condena de 10 años de prisión para el acusado, mientras que la Fiscalía, que inicialmente pedía 5 años por un supuesto delito de abuso sexual, ha aumentado su petición a 10 años por presunta violación, después de presentar todas las pruebas durante el juicio.

Además, como testigo de los hechos, un amigo del denunciante ha remarcado que esa noche le confesó que nunca tendría relaciones sexuales en un cuarto oscuro. Sin embargo, quedó atónito al ver cómo el acusado lo estaba penetrando. Ha explicado que presenció en al menos dos ocasiones cómo el denunciante intentaba girarse y el acusado lo empujaba contra la pared sujetándole los brazos. Sin embargo, no estaba seguro si la situación era consentida. Al salir del cuarto oscuro, el amigo relató que el acusado había agredido al denunciante.

Por otro lado, es importante destacar que la víctima había sido víctima de un robo esa misma noche y había perdido su teléfono móvil. Ante esto, los Mossos d'Esquadra aconsejaron al joven que hiciera una copia de su tarjeta SIM para poder rastrear al sospechoso en caso de que este intentara contactarlo. Como resultado de esto, el acusado fue identificado y localizado.