FEGP y Foment del Treball apuntan a una pronta recuperación económica post-pandemia.

FEGP y Foment del Treball apuntan a una pronta recuperación económica post-pandemia.

Según Foment del Treball y la Federació Empresarial del Gran Penedès (FEGP), las comarcas catalanas están experimentando una "rápida recuperación económica" después de la pandemia.

En una rueda de prensa celebrada el miércoles para presentar el 19º Índice FEGP de Competitividad y Sostenibilidad, el director de Economía de Foment del Treball, Salvador Guillermo; la presidenta de FEGP, Neus Lloveras, y el socio consultor de Activa Prospect y autor del informe, David Moreno, subrayaron los resultados de los esfuerzos gubernamentales por proteger la ocupación y fomentar el crecimiento económico.

Moreno señaló que se trata de un "momento de optimismo" con señales prometedoras de reactivación económica y destacó la evaluación de la vulnerabilidad y resistencia de las economías comarcales y la facilidad para transformarse hacia modelos más sostenibles e inclusivos que hace el informe de este año.

A pesar de la recuperación generalizada, Moreno señaló que se han identificado desigualdades en el crecimiento y la competitividad entre las distintas comarcas, con las más competitivas experimentando una "recuperación notable" y las menos competitivas teniendo una recuperación más limitada.

El Barcelonès es la comarca catalana más competitiva, seguida por el Vallès Occidental, el Baix Llobregat (Barcelona) y el Gironès, mientras que Aran (Lleida), la Terra Alta y la Ribera d'Ébre (Tarragona) son las menos competitivas.

En cuanto a las comarcas del Gran Penedès --Alt Penedès, Baix Penedès y Garraf (Barcelona)-- Guillermo destacó la evolución del Garraf, que ha subido 12 posiciones para ocupar el séptimo lugar en la clasificación de las comarcas más competitivas desde 2006 hasta 2022, y señaló el papel de las infraestructuras para potenciar la economía de la región.

Lloveras expresó su preocupación por el Baix Penedès, que ocupa la posición 16, y el informe destaca la falta de infraestructuras y capacidades formativas para atraer a empresas e impulsar la innovación. El Alt Penedès ocupa el puesto número 14, con la disponibilidad de suelo y las infraestructuras de transporte como fortalezas, y con el espíritu emprendedor y la calificación de la población como debilidades.

Categoría

Catalunya