24h Cataluña.

24h Cataluña.

Eva Baltasar aborda la soledad urbana en su nueva novela "Ocàs i fascinació".

Eva Baltasar aborda la soledad urbana en su nueva novela

La escritora catalana Eva Baltasar regresa con la novela 'Ocàs i fascinació' (Club Editor), tras el tríptico sobre la maternidad formado por 'Permagel', 'Boulder' y 'Mamut': "La ciudad es sanguinaria. Fabrica solitarios y los obliga a convivir", ha explicado en una entrevista con Europa Press.

La novela, que se publica este miércoles, sigue la historia de la protagonista, una mujer con estudios que vive en una habitación realquilada y que de la noche a la mañana pierde su trabajo y su vivienda y se ve en la calle.

Ha explicado que ve la novela como un síntoma de esta época, en la que "encuentras gente, mucha con estudios, que con las condiciones de trabajo tan precarias, los precios de las viviendas tan caros, el funcionamiento de la sociedad tan duro, se pueden encontrar abocados a vivir en la calle".

En esta búsqueda de la vida, la protagonista se encuentra con Trudi, que refleja esa "solidaridad desinteresada que sostiene las ciudades", y que la introduce en la limpieza de casas, donde la protagonista halla una manera de funcionar.

Baltasar ha explicado que esta fábrica de solitarios en la que se ha convertido la ciudad obliga a compartir porque "sola no se puede vivir, se tiene que compartir con la pareja o con desconocidos en la misma vivienda", y ella lo ha evidenciado a través de un protagonista sin red familiar o de amigos expuesta a la violencia de las grandes ciudades.

"Es muy difícil mantenerse. Si no quieres tener familia ni pareja, te ves obligado a compartir toda la vida de alguna manera o buscar alternativas, pero no sería la vida que tú querrías hacer", ha añadido la autora de 'Permagel'.

La autora ha remarcado que ella fue trabajadora de la limpieza en casas cuando estudiaba, y ha recordado que el trato podía hacerte sentir "denigrada muchas veces" pero a veces también acogida, y ha subrayado que ese empleo permite entrar en las casas de los otros de una forma que no entra nadie, llegando a territorios íntimos como el lavabo o la mesita de noche.

"He hecho muchas cosas movida por el amor a la escritura porque siempre he puesto la escritura por delante", ha subrayado Baltasar, quien ha admitido que le gusta probar otros trabajos.

La escritora ha dicho que no ha vivido la dura experiencia de la protagonista en la calle, aunque ha recordado que sí durmió dos noches durante su Erasmus en Berlín, por un error en la reserva de un hostal: "Una noche en la calle vale por cuatro, o por diez", ha añadido.

En esta nueva novela, Baltasar se ha alejado de uno de las temas que había tratado en obras anteriores: "En el tríptico exploraba la maternidad desde puntos muy diferente, aquí he querido matar la maternidad".

Ha explicado que en el tríptico anterior había explorado "aquellas partes más incómodas o más oscuras" de la maternidad, pero que también trataba aspectos como la intemperie o la incomodidad, pero que en 'Ocàs i fascinació' ha querido cargarse la maternidad de una forma simbólica.

La novela se divide en dos partes muy diferenciadas, con una segunda parte ha explicado Baltasar que tiene más "riesgo", debido a su mayor carga de simbolismo.

Baltasar ha señalado que no ha sentido presión tras haber sido finalista en el Premio Booker Internacional con 'Boulder', y ha agradecido que Club Editor le dé tiempo y permita "hacer la obra que realmente" quiere hacer.

Ha remarcado, además, que la novela la inició en 2020, pero que ella cuida mucho el lenguaje porque "trabaja cada frase como si fuera un verso", lo que lleva a un proceso más lento porque busca que el texto tenga ritmo, musicalidad y haya un equilibrio de las imágenes.