24h Cataluña.

24h Cataluña.

Escándalo en Barcelona: Geriátrico acusado de 8 muertes por intoxicación de salmonela.

Escándalo en Barcelona: Geriátrico acusado de 8 muertes por intoxicación de salmonela.

El personal negó los casos y dio medicación para "encubrir los síntomas"

BARCELONA, 19 Jul.

La Fiscalía Provincial de Barcelona ha interpuesto una denuncia ante el Juzgado de Instrucción 17 de Barcelona por la muerte de ocho personas entre agosto y principios de septiembre de 2022 por una intoxicación de salmonela en una residencia geriátrica de Barcelona.

En la denuncia, consultada este miércoles por Europa Press, se informa de que, desde finales de julio hasta principios de septiembre de 2022, en el centro se produjo "un brote de gastroenteritis aguda por salmonela enteritidis que afectó a 39 residentes, ocasionó la hospitalización de 15 de ellos y el fallecimiento de ocho ancianos".

El fiscal afirma que el administrador único y gerente de la empresa que gestiona la residencia, la directora del centro, la gobernanta y una doctora "no notificaron ninguno de esos casos al Servicio de Epidemiología (SEPID), negaron el contagio de 33 de los residentes y no comunicaron siete de los ocho fallecimientos", y tenían obligación de hacerlo, añade.

Ha apuntado que el SEPID, "ante la sospecha de que los denunciados ocultaban información y nuevos contagios", recabó informes médicos en los que presuntamente se confirma que los denunciados no habían comunicado el brote a las autoridades sanitarias, así como la existencia de más casos de contagio en otras plantas.

Por otro lado, el fiscal ha advertido de que, durante el brote, se administró el antibiótico Ciprofloxacino a varios residentes del centro por parte de la doctora denunciada, "sin que conste motivo o diagnóstico alguno que justificara el consumo de ese fármaco ni se hubiera solicitado su prescripción".

En la denuncia, el fiscal afirma que los cuatro denunciados hicieron "incumplimiento de las normas de cuidado a que vienen obligados como consecuencia de la relación contractual asumida".

"Con su conducta irresponsable colocaron a todos los residentes en una situación de grave riesgo sanitario, minimizando el impacto e importancia del brote, negando la existencia de otros casos diferentes de los notificados por el CAP, administrando medicación que no había sido prescrita con la espuria finalidad de encubrir los síntomas", ha zanjado.