24h Cataluña.

24h Cataluña.

Collboni aplaude la conversión de Pi i Margall en un espacio peatonal y cívico.

Collboni aplaude la conversión de Pi i Margall en un espacio peatonal y cívico.

El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha mostrado su satisfacción por la finalización de la transformación de la calle Pi i Margall en un gran "eje cívico pensado y concebido" para los peatones, con el objetivo de unificar los distritos de Gràcia y Horta-Guinardó.

Esta remodelación ha permitido renovar 25.000 metros cuadrados y aumentar diez veces las áreas verdes de la zona, convirtiéndola en un espacio amigable para los ciudadanos.

Collboni ha asistido a la celebración de la inauguración, que ha incluido actuaciones musicales, una chocolatada y actividades para los más pequeños, acompañado por la teniente de alcaldía y concejal Laia Bonet, según informa el Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado.

El alcalde ha resaltado que este nuevo espacio está diseñado para priorizar a los peatones y al transporte público, pero también se puede acceder en vehículo privado, especialmente a los edificios y estacionamientos de la zona. No obstante, hizo un llamado al civismo y a mantener estos espacios públicos limpios, respetando la convivencia. Además, recordó la inversión económica considerable que se ha realizado para llevar a cabo esta transformación.

Collboni considera esta obra como un regalo para el comercio local y espera que se convierta en un importante punto de encuentro y conexión entre los distritos de Gràcia y Horta-Guinardó.

En este sentido, el alcalde afirmó que es necesario limitar lo que antes eran grandes vías dentro de la ciudad, construyendo paseos a escala humana. Asimismo, reafirmó el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona de seguir trabajando en esta dirección en los próximos años.

Según el comunicado, la transformación de la calle Pi i Margall ha supuesto una inversión de 13,6 millones de euros, que ha permitido la creación de cuatro nuevas plazas y la instalación de nuevo mobiliario urbano, como bancos y sillas, así como la mejora del alumbrado a lo largo de la vía, con una velocidad máxima limitada a 30 kilómetros por hora.