24h Cataluña.

24h Cataluña.

Escucha la historia de las gárgolas de la Catedral de Barcelona

Introducción

La Catedral de Barcelona es una de las construcciones más hermosas de la ciudad que atrae a turistas de todo el mundo. Pero incluso si la has visitado antes, puede que no hayas notado un detalle intrincado en la fachada: las gárgolas. Históricamente, se utilizaban para canalizar el agua de lluvia desde los tejados. Pero con el tiempo, se convirtieron en elementos decorativos mucho más simbólicos y ornamentales. Si estás interesado en descubrir más sobre las gárgolas de la Catedral de Barcelona y su historia fascinante, ¡sigue leyendo!

¿Qué son las gárgolas?

Una gárgola es una figura esculpida de piedra, cerámica o metal que se utiliza para canalizar el agua de lluvia desde un techo. El término "gárgola" se origina en la palabra francesa "gargouille", que significa "garganta". En la Edad Media, la función principal de estas esculturas era evitar el daño causado por el agua de lluvia, que a menudo causaba erosión y humedad. En la arquitectura románica y gótica, las gárgolas se convirtieron en elementos decorativos que podían representar animales, demonios u otros personajes fantásticos.

Las gárgolas en la Catedral

La Catedral de Barcelona es un impresionante ejemplo de la arquitectura gótica española. Está ubicada en el Barrio Gótico, el centro histórico de la ciudad. La construcción comenzó en 1298 y duró más de seis siglos. La fachada de la catedral es especialmente hermosa y está llena de detalles impresionantes. Pero si lo miras más detenidamente, notarás las gárgolas talladas en la piedra que se encuentran en la parte superior de la fachada. Las gárgolas de la Catedral de Barcelona representan animales, como leones, grifos y dragones, así como criaturas imaginarias, como demonios y quimeras. Hay más de cien gárgolas en la fachada, y cada una es única en su diseño. Pero estas figuras impresionantes no solo son elementos decorativos. También tienen un significado histórico y religioso.

Simbolismo de las gárgolas en la Catedral

En la Edad Media, la gente creía que las gárgolas eran capaces de ahuyentar a los demonios y otros espíritus malignos de los edificios religiosos. Las gárgolas se convirtieron en protectores simbólicos de la iglesia y se utilizaron para simbolizar la lucha entre el bien y el mal. En la Catedral de Barcelona, ​​la mayoría de las gárgolas representan escenas religiosas y se utilizaban para enseñar a las personas sobre la fe. Además de su simbolismo religioso, las gárgolas también tenían un significado práctico. Como hemos mencionado anteriormente, se utilizaban para canalizar el agua de lluvia lejos del edificio y evitar daños en la estructura. Pero también se creía que el agua canalizada por las gárgolas podía purificar a los fieles que estaban debajo de ellas.

La historia de las gárgolas de la Catedral de Barcelona

Las gárgolas de la Catedral de Barcelona tienen una historia fascinante. La mayoría de ellas se construyeron durante el siglo XIV, pero algunas se agregaron más tarde, durante la restauración de la catedral en el siglo XIX. Durante este tiempo, muchos de los diseños originales se habían erosionado debido a la lluvia y otros factores. La restauración fue un proceso largo y difícil, pero lograron preservar gran parte de la arquitectura original, incluyendo las gárgolas. Uno de los aspectos más interesantes de la historia de las gárgolas de la Catedral de Barcelona es su relación con la iconografía hebrea. En la Edad Media, los cristianos y los judíos a menudo vivían en barrios separados. La Catedral de Barcelona se encontraba en el barrio cristiano, pero la comunidad judía también desempeñó un papel importante en la ciudad. Como resultado, algunas de las gárgolas de la catedral tienen detalles que se asemejan a símbolos del judaísmo.

La gárgola del 'xuet'

Una de las gárgolas más famosas de la catedral es la llamada "gárgola del xuet". El término "xuet" se utilizaba para referirse a los judíos que se habían convertido al cristianismo como una forma de evitar a la Inquisición. La gárgola representa un personaje con la nariz curvada y orejas grandes, que probablemente se asemejaba a la representación de un judío estereotipado en la época. Aunque esta gárgola es vista por algunos como antisemita, otros la interpretan como una muestra de inclusión y diversidad en una época en la que las comunidades religiosas a menudo estaban separadas en Europa.

Conclusión

Las gárgolas de la Catedral de Barcelona son elementos fascinantes que se encuentran en la fachada de este impresionante edificio gótico. Además de su función práctica para la canalización de agua, las gárgolas tienen un simbolismo religioso y una historia compleja. Desde representaciones de criaturas imaginarias hasta personajes históricos, cada gárgola es única en su diseño y significado. Si alguna vez visitas la ciudad, no te pierdas la oportunidad de ver estas esculturas increíbles en persona.