24h Cataluña.

24h Cataluña.

El convento de Sant Agustí, un oasis de paz en pleno centro

Introducción

En el corazón del barrio del Raval, en Barcelona, se encuentra el Convento de Sant Agustí, un edificio que hoy en día funciona como centro cultural y lugar de encuentro para la comunidad local. El convento fue fundado en el siglo XIV y desde entonces ha sido testigo de la historia de la ciudad, pasando por momentos de gloria y de decadencia. Sin embargo, a pesar de todo, ha sobrevivido y en la actualidad es considerado un oasis de paz en pleno centro urbano.

Historia del Convento de Sant Agustí

El Convento de Sant Agustí fue fundado en el año 1349 por los agustinos, una orden religiosa que había llegado a Barcelona unos años antes. Se construyó en un terreno cedido por el Reino de Aragón y su iglesia, dedicada a San Agustín de Hipona, se convirtió rápidamente en un lugar de devoción y peregrinación para los fieles de la ciudad. Durante los siglos siguientes, el convento fue vinculado a la vida social y política de la ciudad. En el siglo XV, fue escenario de importantes acontecimientos como la boda del rey Fernando II de Aragón con Isabel de Castilla, en 1469. Durante el Renacimiento, el convento experimentó una época de esplendor y se construyó la sala capitular, una obra maestra del arte gótico catalán. Sin embargo, la llegada de la Guerra de la Independencia y la posterior desamortización de Mendizábal supusieron un importante revés para el convento. La comunidad religiosa fue expulsada y el edificio pasó a manos privadas. Durante el siglo XIX, fue utilizado como fábrica de papel, teatro y otras funciones. En el siglo XX, el convento fue adquirido por el Ayuntamiento de Barcelona y se inició su transformación en centro cultural. Tras algunos años de obras de restauración y rehabilitación, el Convento de Sant Agustí abrió sus puertas al público en 1984.

Qué ver en el Convento de Sant Agustí

Aunque el Convento de Sant Agustí es un lugar de visita obligada para los amantes de la historia y la arquitectura, también es un centro cultural y un espacio de encuentro para la comunidad local. Cada año, se celebran en sus instalaciones numerosos eventos y actividades, desde exposiciones de arte y fotografía hasta conciertos y actividades para niños. Entre las partes más destacadas del convento, se encuentran:

La iglesia

La iglesia de Sant Agustí es uno de los principales atractivos del convento. Se trata de un edificio gótico construido entre los siglos XIV y XV, que alberga en su interior numerosas obras de arte y tesoros. Destacan la capilla de Sant Agustí, la capilla de la Concepción y el retablo central de la nave.

La sala capitular

La sala capitular es una de las joyas arquitectónicas del convento. Se trata de un espacio gótico construido en el siglo XV, que destaca por su impresionante bóveda estrellada y sus decoraciones pintadas.

La biblioteca

La biblioteca del convento es otra de las partes más impresionantes del edificio. Se trata de un espacio grande y lleno de historia, que alberga miles de volúmenes antiguos y modernos. Entre sus joyas, destaca un ejemplar del Quijote de 1615 y un códice medieval del siglo XIII.

Los patios

El Convento de Sant Agustí cuenta con varios patios interiores, que son una delicia para los sentidos. En ellos, se pueden encontrar jardines aromáticos, fuentes, bancos y rincones escondidos donde sentarse a leer un libro o simplemente disfrutar del ambiente tranquilo y relajado.

Actividades en el Convento de Sant Agustí

Además de su patrimonio arquitectónico e histórico, el Convento de Sant Agustí es un espacio vivo y dinámico, que ofrece numerosas actividades y eventos durante todo el año. Entre ellos, destacan:

Exposiciones

La sala de exposiciones del convento alberga numerosas muestras de arte contemporáneo, fotografía, ilustración y otras disciplinas. Cada año, se organizan varias exposiciones que atraen a un público muy diverso.

Conciertos

El Convento de Sant Agustí también es un lugar de referencia para los amantes de la música en vivo. Durante todo el año, se celebran conciertos de jazz, clásica, world music y otros estilos, con artistas locales e internacionales.

Cine

La sala de cine del convento es otro de sus espacios más populares. Cada semana, se proyectan películas de autor, documentales, cortometrajes y otros formatos cinematográficos.

Talleres y cursos

El convento también es un lugar perfecto para aprender y desarrollar habilidades creativas. Se organizan talleres y cursos de pintura, fotografía, literatura, música y otras disciplinas, impartidos por profesionales y artistas reconocidos.

Conclusiones

El Convento de Sant Agustí es uno de los tesoros culturales más importantes de la ciudad de Barcelona. Su historia, su arquitectura y su papel como espacio de encuentro y creación lo convierten en un lugar especial y enriquecedor para todos aquellos que lo visitan. Desde su inauguración en 1984, el convento ha sido un espacio vivo y dinámico, que acoge a un público muy diverso y ofrece una amplia variedad de actividades y eventos. En sus patios, salas y jardines, se respira un ambiente tranquilo y sereno que invita a la contemplación y la reflexión. En definitiva, el Convento de Sant Agustí es un oasis de paz en pleno centro urbano, un lugar donde la historia y la cultura se dan la mano para crear un espacio único y especial.