24h Cataluña.

24h Cataluña.

Barcelona aprueba 615 pisos turísticos tras la anulación del Peuat por los tribunales.

Barcelona aprueba 615 pisos turísticos tras la anulación del Peuat por los tribunales.

El Ayuntamiento de Barcelona ha autorizado 615 nuevos pisos turísticos en respuesta a la anulación del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat) por parte del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) en 2019, según informan fuentes municipales a Europa Press.

De acuerdo con la información publicada por La Vanguardia y confirmada por las mismas fuentes, además de estos 615 pisos, existen otros 271 casos que están "potencialmente pendientes de dar de alta en el censo" o se encuentran en proceso de recurso contencioso-administrativo, es decir, están siendo revisados para determinar si pueden o no formar parte del censo turístico.

La sentencia que declaraba nulo el plan aprobado en 2017 aún no era definitiva, por lo que el Ayuntamiento presentó un recurso, no obstante, esto dio lugar a que algunos propietarios interpretaran que había desaparecido el instrumento que regulaba los pisos turísticos y que no existía ninguna regulación al respecto.

Ante las nuevas solicitudes presentadas en ese momento, el consistorio denegó las licencias, pero los propietarios presentaron recursos que posteriormente resultaron favorables para ellos en los tribunales, lo cual obligó al Ayuntamiento a concedérselas.

En la actualidad, el censo de pisos turísticos en Barcelona asciende a 9.804, y de sumarse los 271 casos adicionales, se alcanzaría un total de 10.075 alojamientos.

A pesar de esto, el Ayuntamiento mantiene su compromiso de regular y restringir los pisos turísticos, argumentando que aunque cuentan con el nuevo Peuat y consideran que es útil, se necesitan más herramientas para abordar la situación. Según fuentes municipales, "Barcelona no puede permitirse tener 10.000 pisos turísticos".

En ese sentido, el Ayuntamiento valora positivamente la aprobación por parte del Govern del decreto ley para limitar la actividad de estos pisos y espera poder aplicarlo en Barcelona, considerando que esta normativa va en la dirección correcta.