Bajan un 10% las víctimas mortales en las carreteras catalanas hasta agosto, con un total de 104 fallecidos.

Bajan un 10% las víctimas mortales en las carreteras catalanas hasta agosto, con un total de 104 fallecidos.

La AP-7 registra un descenso de la mortalidad del 55%

BARCELONA, 1 Sep.

Un total de 104 personas han muerto en 92 accidentes mortales entre enero y agosto de 2023, un 10% menos que en el mismo periodo del año anterior y un 15% menos que en 2019.

También 491 personas han resultado heridas graves, un 7% más que en 2022 y un 9% menos que en 2019, ha informado el Servei Català de Trànsit (Sct) en un comunicado.

Este agosto se han registrado 13 víctimas mortales, 19% menos que el mismo mes de 2022, y Trànsit ha insistido en extremar la precaución y "no relajarse" en la conducción.

También ha destacado que los motoristas han sufrido un incremento de la siniestralidad: han muerto 33 conductores en lo que va de año --un 32%, uno de cada tres--, mientras que en el mismo periodo del año pasado fallecieron 31, 37 en el 2019.

De las 104 víctimas mortales, 86 eran hombres y 18 mujeres; de estos hombres, 60 conducían y siete eran peatones, mientras que de las mujeres nueve eran conductoras, siete viajaban de pasajeras y dos eran peatones.

51 de las víctimas mortales se han registrado en fin de semana o festivo y, por vías, en la autopista AP-7 las víctimas mortales se han reducido en un 55% respecto al año anterior.

Por demarcaciones, 40 personas fallecieron en la red viaria de Barcelona, 30 en Tarragona, 17 en Girona y 17 en Lleida, la única provincia en la que aumentan las muertes, el doble que en el mismo periodo de 2022.

Categoría

Catalunya